Primera entrada o cómo romper el hielo ante un blog en blanco

No pretendo explayarme en esta entrada del blog a pesar de ser la primera y de suponerse que tiene cierta importancia. La vida está llena de primeras veces e ignoramos la mayoría de ellas. Le damos importancia solamente a algunas de ellas, por otra parte, las más desastrosas por norma general.

En mi humilde opinión deberíamos darle algo más de importancia a las útimas veces que a las primeras, puesto que a pesar de lo que pueda parecernos, la mayoría de las últimas veces nos definen y afectan mucho más que las primeras.

La naturaleza humana es así, le damos mucha importancia a lo que ganamos aunque luego lo ignoremos y rechazamos mostrar todo aquello que hemos perdido. Y ambas pueden ser definitorias de nuestra vida y de nuestra personalidad.

Pero sea como fuere, no es mi intención ser tan pedante en esta primera entrada. Mi intención es aclarar que utilizaré esta misma plataforma para colgar diferentes ideas sobre SEO, marketing digital, opiniones personales y, posiblemente, ocurrencias bastante absurdas pero que pueden tener interés o alegrarle el día a alguien.

Sin más que añadir por el momento, agur eta jan iogur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*